Lenguaje de un catador

Sin categoría Comments (0)

Conocer el lenguaje técnico que utilizan los catadores nos ayudará a disfrutar y comprender mejor el café, como lo son: el cuerpo, el aroma, el sabor y la acidez.

El Aroma: Es la primera cualidad que el catador percibe y explora en la taza de café. De hecho se han catalogado más de 228 componentes volátiles en el café verde y más de 850 en el café tostado. El aroma del café es frágil y puede destruirse por la humedad, el aire o la luz.

Aroma al moler el café

El sabor: Las características organolépticas del café se complementan y dan a cada taza un sabor determinado, estos son: Azucarado, salado, amargo y ácido.

El sabor

La Crema: La crema es el producto de la liberación de CO2 del café al entrar en contacto con el agua, ésta indica la presión con la que pasó el agua a través del café: a mayor presión ésta será más oscura.

Crema del café

Crema del café

El Color: El color de la bebida cambian según el tostado y método de preparación, éste puede ir de un café claro hasta un café muy intenso, casi negro.

El Cuerpo: Corresponde a la densidad del líquido, a su textura y cuánto tiempo permanece o no en la boca. La fuerza de éste cambia en función con la variedad, el grado de tostado y el método de preparación.

Cuerpo del café

 

Es importante señalar que detectar el olor no es forma sencilla, ya que existen 36 aromas reconocidos y están capturados a través de la nariz. De hecho, los catadores certificados tienen la capacidad de reconocer esa cantidad de aromas.

Esperemos que al conocer estos términos logres comprender todo lo que esconde tu taza de café.

Pin It

» Sin categoría » Lenguaje de un catador
On 9 agosto, 2019
By

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« »